viernes, 21 de mayo de 2010

las camisetas: una identificación embarrada.





Defender los colores de tu club es uno de los argumentos más escuchados en una tribuna o en la arenga de un equipo. Estos colores se han mantenido históricamente, desde el nacimiento de la institución, ha habido modelos de camisetas titulares y suplente, pero siempre respetando la identidad del club y los colores del mismo.

Comúnmente la camiseta es fabricada por una marca de indumentaria deportiva que ubica su logo en algún rincón de la misma. A lo largo de los años las camisetas han tenido algún tipo de publicidad que las auspiciaba con el fin de obtener un ingreso extra al club, en algunos casos esto no sucedía. En el último tiempo, con las crisis en las que se ven inmersos los clubes del fútbol argentino, han optado por recurrir a la sumatoria de publicidades con el fin de que los ingresos sean aún mayores.

El propósito de recaudación está logrando que las tradicionales camisetas y colores del club, se vean invadidos por un bombardeo de marcas que rompen con toda historia de las instituciones.

¿Se justifica la densidad marcaria que poseen las camisetas actualmente, con el objetivo de obtener mayores ingresos? ¿Usted que prefiere, mantener la tradición de la camiseta limpia o está de acuerdo con los nuevos modelos, donde en cualquier rinconcito entra una marca?

No hay comentarios:

Publicar un comentario